lunes, 29 de julio de 2013

Fisiología de la trompa faringotimpanica: La directa relación patológica en el OM


  El Oído Medio (OM) se comunica con la nasofaringe a través de la Trompa Faringotimpánica (o Trompa de Eustaquio (TE)), la que corresponde a la única comunicación del OM con el aparato respiratorio a nivel nasofaríngeo y por tanto con la presión del medio externo. 

  Por esta disposición anatómica, es a través de ella que habitualmente infecciones pueden extenderse a las cavidades del Temporal.

  Las funciones biológicas primordiales de la TE son:

i. Función VENTILATORIA
ii. Función PROTECTORA, y
iii. Función de DRENAJE

  Es importante destacar que la respiración nasal, facilita el funcionamiento adecuado de la TE y el cumplimiento de todas sus funciones; como es la ventilación adecuada del OM, facilitando la aireación y ventilación nasal; mantención de presiones y existencia de un sincronizado y armónico funcionamiento en la descarga de secreciones, esto además de poseer una nasofaringe limpia; facilita los mecanismos fisiológicos normales de deglución y apertura de las TE por la digestión de las secreciones nasales en forma sincronizada y reglada, hecho que en el respirador bucal ocurre e forma irregular e ineficiente.




Trompa faringotimpánica en relación el OM y la nasofaringe.


TE, que une el OM con la Nasofaringe



i. Función ventilatoria o neumática)

  Función primordial encargada de la ventilación adecuada del OM y las cavidades neumáticas adyacentes para igualar la presión del aire de este con la presión atmosférica y reponer el oxígeno absorbido, por el cual la TE pone en comunicación el OM con la nasofaringe.

  Normalmente el aire del OM es absorbido gradualmente por el torrente sanguíneo, debido a la presión parcial de gases en el OM en comparación de la existencia en la circulación, cuando la TE está cerrada. Por lo tanto, , en el OM existe una presión subatmosférica; la que atrae al aire desde la nasofaringe (medio externo) con cada deglución, a fin de igualar presiones.
  En condiciones normales, las paredes de la porción fibrocartilaginosa de la TE se hallan adosadas entre sí, por tanto sus paredes plegadas, permaneciendo cerradas en reposo existiendo presión negativa en ella.

  El principal mecanismo de abertura es activo, para dar paso al aire proveniente del medio externo (por la nasofaringe) hacia el OM. Estas paredes deben separarse activa y frecuentemente para equilibrar la presión entre el OM y el medio externo.

  La apertura y cierre de la TE ocurre de manera natural, con fenómenos fisiológicos reflejos como la deglución, que ocurre durante el sueño, el bostezo, la tos, el estornudo y la fonación. También el grito produce una abertura transitoria de 0,3 seg. sin dejar de lado también a la Maniobra de Valsalva (que se verá en capítulos posteriores).

  De este modo, se equilibran las presiones con la apertura de la TE o sólo se producen diferencias entre 0,5 y 4 mmHg entre el OM y la nasofaringe (presión medio ambiente).

  Para que este fenómeno de apertura de la TE ocurra nuevamente, y el aire pase a la cavidades del OM es necesario la existencia de una diferencia mayor de presión entre el OM y el medio externo. Este pequeño aumento de la presión nasofaríngea necesaria para que entre aire a la cavidad del OM se denomina PRESIÓN DE PERMEABILIDAD TUBARIA, y su valor normal es de 20 a 30 mmHg. Posterior a la entrada de aire, la TE se cierra en forma pasiva.
  
  Para la apertura y cierre de la TE, se necesita la adecuada contracción y sincronización en el funcionamiento de los músculos Periestafilino externo y Periestafilino interno. El desarrollo del cartílago tubario, de los músculos Periestafilino externo e interno, y el ángulo ascendente de la TE en dirección hacia el OM desde la nasofaringe son críticos para el desarrollo de la función normal de la Trompa faringotimpánica. 

  La existencia de una SUSTANCIA SURFACTANTE ACTIVA, cuya función es facilitar la abertura de la TE y que actuaría a nivel de la superficie mucosa de ella, aparece como necesaria para el normal funcionamiento de la TE.
  Trabajos experiementados en Cavia Porcellus (Cuyes, cuyis o conejillo de indias) en la determinación de la presión necesaria para abrir la TE, revelan que los valores de presión necesarios para que esto ocurra son mucho menores previa a su remoción. Esta sustancia puede ser removida por el paso del aire o por una solución salina.

i.i ¿En qué afecta la audición en la equiparación de presiones entre el oído medio y el medio externo?

  Para que el sonido pase de manera óptima por el OM, es necesario que las presiones entre el OM y el medio externo sea iguales (equiparadas). 

¿Por qué?

  Ya que la diferencia o igualdad de presiones que existe entre el oído medio y el medio externo, juega como factor fundamental en la velocidad del sonido que pasa por el OM, ya que: 

LA VELOCIDAD, O EL PASO DE LA ENERGÍA ACÚSTICA ES MÁXIMO SÍ Y SÓLO SI LAS PRESIONES ENTRE EL OÍDO MEDIO Y EL MEDIO EXTERNO SON IGUALES

  Es decir, que el paso de una onda sonora será óptimo hacia el OM, posteriormente al OI sí y sólo si la presión del OM es igual a la presión del medio externo. Para eso se requiere, una apertura de la trompa de manera intermitente, permitiendo así la ventilación y el drenaje del líquido que se encuentra en las Celdillas Mastoídeas (que absorben aire y drenan un líquido ceroso, esa absorción de líquido corresponde a más o menos 50ml de H2O/hora, es decir, absorbe esa cantidad y bota líquido ceroso).

  Es por eso que cuando se "tapan los oídos" hay una pequeña disminución o pérdida de la audición, ya que, en este caso, la presión del medio externo, es mayor a la del OM, por ende al esta diferenciadas la velocidad del paso de energía acústica no será la máxima, y es por eso que notamos esta pequeña pérdida de audición, ya que antes los oído se "taparan" las presiones entre el medio externo y OM eran iguales, por lo que la velocidad del sonido es máxima y se aprecia un paso de la onda sonora óptima.


MOVILIDAD DE LA MEMBRANA TIMPÁNICA DEBIDO A LOS CAMBIOS DE PRESIÓN ENTRE EL MEDIO EXTERNO Y OM


  Debido a estos cambios de presiones entre el medio externo y el OM, la membrana timpánica debido su característica elástica sufre una deformación con respecto a su original y correcta posición que tiene normalmente cuando las presiones son iguales entre el medio externo y OM. Ya que cuando la presión del medio externo es mayor que a la del OM, la membrana timpánica se retrae hacia dentro (hacia el OM), debido a la presencia de mayor presión en el CAE (medio externo) que presiona (o empuja) la membrana timpánica hacia el lado donde haya menos presión, y como la dirección obligada es hacia el OM, la membrana timpánica se retrae hacia él.  


Diferentes casos de cambios de presiones y la movilidad
de la membrana timpánica. Donde P: Presión. ME: Medio Externo.
TE: Troma Faringotimpánica. y OM: Oído Medio.




ii. Función protectora (esfinter)


  La TE, también actúa como esfinter, generando protección de la Unidad Anatomofuncional (UAF) del Oído Medio contra la:

 Presión sonora nasofaríngea, evitando su transmisión desde la nasofaringe.
 Entrada de secreciones nasofaríngeas.
• Los cambios bruscos de presión del OM, mediante fenómenos fisiológicos reflejos por los cuales se equilibran las presiones entrando aire al OM a través de la TE.

  El desarrollo del sistema mucociliar en el revestimiento de la UAF del OM, es importante en el mantenimiento de la salud de éste. 

La secreción en la TE y el OM

  En la mucosa de la TE y el OM, los folículos linfáticos y las glándulas secretoras son importantes para el normal funcionamiento biológico junto con la protección del OM, produciéndose secreciones como lizosimas e inmunoglobulinas A (que son bactericidas que constituyen un mecanismo activo de defensa de la TE frente a una eventual contaminación bacteriana desde la rinofaringe.

  La TE posee su propio sistema inmunológico de defensa. Las inmunoglobulinas (Igs) G, M y A son producidas locamente por activación de anticuerpos específicos contra bacterias y virus, siendo la Ig G la más importante en la Otitis Media Aguda (OMA).

  Se agrega a esto, la existencia de MECANISMOS DE DEFENSA DE LA TE, como son:

• La elasticidad de la membrana timpánica, lo que permite disminuir la presión negativa y flexibilizar la respuesta al respecto del OM, disminuyendo las consecuencias sintomatológicas.

• La existencia de neumatización en la UAF del OM. La existencia de las cavidades neumáticas del OM, tiene un efecto amortiguador, y por tanto protector frente a los cambios bruscos de presiones al interior del OM.

iii. Función de drenaje o evacuadora (función de aseo)

  El normal desarrollo del sistema mucociliar en el revestimiento de la TE y la mucosa del OM, es importante en el mantenimiento de la salud del OM.

  El drenaje de las secreciones producidas dentro del OM a la nasofaringe es realizada tanto por el sistema mucociliar de la TE como por cierta parte de la mucosa del OM. Parte de la mucosa del OM y de la TE, poseen epitelio cilíndrico ciliado pseudoestratificado, el que elimina las secreciones o los exudados que persisten después de los cuadros infecciosos agudos en dirección a la rinofaringe a través de la TE, ejerciendo una función de limpieza y aseo.







Dr. Boettigger, Oscar., Patología Inflamatoria - Oído Medio. Orientado a Médicos Generales, Internistas y Pediatras, Santiago de Chile, 2000.

 Siguiente tema:
Anatomía del Oído Interno
  
  

  

3 comentarios:

  1. Hola, primero que todo felicitaciones por el blog!
    Tengo una consulta, me gustaria saber si me puede facilitar la referencia de donde obtuvo los valores de presión de permeabilidad de la Trompa, asi como el tiempo en que demora en abrirse.
    Ojalá me pueda ayudar.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Obvio estimada!

      Dr. Boettigger, Oscar., Patología Inflamatoria - Oído Medio. Orientado a Médicos Generales, Internistas y Pediatras, Santiago de Chile, 2000.

      Saludos!

      Eliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar